Cómo actuar en caso de discrepancia con la Compañía de seguros

Algo tan sencillo como la contratación de un seguro puede llegar a complicarse mucho en caso de discrepancia con nuestra Compañía Aseguradora. Precisamente por nuestro perfil de mediadores y asesores, cada día recibimos más preguntas a través de nuestra web sobre cómo actuar en estas circunstancias, y es que si nunca nos hemos visto en una situación similar las dudas pueden ser numerosas. Con este Post queremos dejar dibujadas algunas claves que te ayudarán a empezar a enfrentarte a situaciones de este tipo:

 

¿Qué hacer en caso de discrepancia con mi Compañía de seguros?

Nunca olvides tu derecho a reclamar. Si bien es aconsejable acudir primero a la vía amistosa para tantear el terreno, en caso de no obtener la solución que esperabas convendrá valorar la posibilidad de ir más allá. 

En caso de que hayas contratado tu seguro a través de  una Correduría, te aconsejamos que el primer paso sea ponerte en contacto con sus profesionales para que puedan asesorarte. Con sus conocimientos en el sector saldrás rápidamente de dudas sobre qué posibilidades tienes y si te conviene o no reclamar, y cómo hacerlo. (Haz Click aquí para obtener más información sobre las Corredurías de Seguros).

Si bien no has contratado tu póliza a través de un Corredor de Seguros, el paso a paso deberá ser el siguiente:

  1. Primero, reclama una solución de modo amistoso. Un primer contacto con la Compañía podría servirte para llegar a una solución sin sufrir demasiados quebraderos de cabeza.
  2.  Si este primer procedimiento no prospera, y por lo tanto, no consigues una respuesta satisfactoria, deberás realizar una nueva reclamación a la aseguradora, esta vez por escrito. El proceso puede resultar lento, la aseguradora tiene hasta dos meses de margen para contestar. 
  3. En caso de que en el supuesto anterior tampoco hayas obtenido una respuesta que te satisfaga, debes saber que la Dirección General de Seguros tiene a disposición de todos los usuarios que lo requieran un Servicio de Reclamaciones que está especializado en atender este tipo de discrepancias. Se trata de una vía gratuita, pero tiene sus inconvenientes: las resoluciones de la Dirección General de Seguros no son vinculantes, y por lo tanto la Compañía Aseguradora puede no acatarlas. Además, antes de recurrir a ella el usuario debe agotar la vía de reclamación a la aseguradora, es decir 2 meses de espera previa que se suman a su vez a los 8 meses de media que suele tardar este organismo en responder a nuestra petición.
  4. Para aquellos casos en los que esta vía tampoco resulta favorable, otra opción es intentar el arbitraje a través de una oficina de Consumo, y en este punto existen varias alternativas. En España todas las Comunidades Autónomas disponen de un departamento de Consumo, y también hay muchos Ayuntamientos que cuentan con su propia Oficina Municipal de Información al Consumidor. A su vez, a éstas se suma una tercera alternativa, la de las Asociaciones de Consumidores. Es IMPORTANTE tener en cuenta que en esta opción el usuario tendrá que acatar el laudo arbitral, y por lo tanto queda excluida la vía judicial. En caso de que hayas agotado la opción del arbitraje sin una sentencia favorable, es recomendable valorar si compensa o no ir más allá.

 

gestión-de-pólizas

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) aconseja:

  1. Utilizar la cobertura de defensa jurídica que incluyen casi todos los seguros de coche y hogar.
  2. Guardar las pruebas de los objetos dañados y los informes del perito.
  3. Manejar bien los tiempos. Si pasan más de dos años desde que la Aseguradora desestimó la reclamación el usuario podría perder el derecho a acudir a los tribunales.

¿Qué te ha parecido este Post? Si quieres más consejos sobre seguros, no te puedes perder cómo contratar seguros online o dudas frecuentes sobre seguros. En el Blog de Peris te esperamos cada día con más información interesante y útil sobre seguros y actualidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario