Diferencias entre un seguro de vida y uno de decesos

Tanto el seguro de vida como el de decesos cubren el mismo riesgo: la muerte del asegurado. Ambos se activan en el momento en que este hecho se produce, y se encargan de hacer las cosas un poco más fáciles a los herederos y seres queridos del fallecido, al menos en términos económicos.

Y aquí terminan las similitudes entre un seguro de decesos y uno de vida, ya que cada uno de ellos ofrece diferentes prestaciones y garantías que es conveniente conocer para saber qué se está contratando.

Qué finalidad tienen

  • SEGURO DE VIDA:
    • Proporciona una compensación económica a los beneficiarios de la póliza cuando el asegurado fallece. Su finalidad es proteger la estabilidad familiar.
  • SEGURO DE DECESOS: 
    • Cubre los gastos del entierro y, normalmente, los costes derivados de los trámites y gestiones derivados de este.

Coberturas adicionales

  • SEGURO DE VIDA:
    • En caso de invalidez, un seguro de vida permite que el asegurado cobren la indemnización en vida.
    • Además, también se puede solicitar un anticipo para hacer frente a los gastos ocasionados por el sepelio y a los impuestos de sucesión, aunque por lo general estos tienen que ser liquidados antes de poder cobrar el seguro.
    • Algunas aseguradoras permiten contratar de manera adicional una cobertura complementaria que se encarge de los gastos del entierro.
  • SEGURO DE DECESOS: 
    • Entre las coberturas adicionales de un seguro de decesos encontramos servicios de repatriación, asistencia psicológica a la familia, gastos derivados de la conservación del ADN y de viajes realizados para identificar al fallecido y otras coberturas similares de asistencia a la familia.

Importe: prima a pagar y suma asegurada

  • SEGURO DE VIDA:
    • En un seguro de vida el asegurado elige la cantidad que quiere incluir en la póliza, que será el capital a cobrar por su familia cuando este fallezca.
    • La prima del seguro se pagará en los plazos que la aseguradora establezca.
  • SEGURO DE DECESOS:
    • Al contratar un seguro de decesos, en cambio, es la compañía la que calcula el importe aproximado de los gastos en los que incurrirá cuando su asegurado fallezca.
    • El asegurado puede elegir la suma que va a pagar, con el resultado de que si finalmente los costes son mayores será su familia la que tenga que hacerse cargo del importe restante. De la misma manera, si el gasto ha sido inferior a la suma asegurada recibirán la diferencia.

Entonces, ¿vida o de decesos?

Mucha gente se pregunta si debe contratar uno u otro, pero como hemos visto en los anteriores puntos cada uno de estos seguros tienen diferentes finalidades y coberturas a pesar de que ambos giren alrededor del mismo hecho, por lo que su contratación dependerá de la situación personal de cada uno.

En todo caso, un seguro de vida y uno de decesos no son excluyentes, sino más bien complementarios, por lo que es perfectamente posible contar con ambos para estar lo más tranquilo posible.

Si estás pensando en contratar un seguro de vida o decesos te recordamos que puedes contar con nuestros servicios de asesoramiento: nuestros seguros están respaldados por las principales aseguradoras del mercado y siempre vamos a ofrecerte la opción que mejor se adapte a tu situación y necesidades. Para recibir más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del email vida@peris.es

Y si te ha interesado este post, te recomendamos nuestro artículo La letra pequeña de los Seguros de Vida, donde te explicamos todos los detalles de una póliza de vida. Además, no te olvides de hacernos llegar tus dudas a nuestro consultorio y de seguirnos en nuestras redes sociales. ¿Ya nos has dado un like en Facebook? 😉

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario