La letra pequeña de… los seguros para mascotas

Quienes tienen mascota tienen claro que su gato o su perro se ha ganado con creces el hecho de ser considerado uno más de la familia, y precisamente por ello hoy celebrarán el que según algunas organizaciones es el Día Internacional de los Derechos de los Animales (coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos Humanos).

En Peris queremos aprovechar esta fecha para publicar una nueva entrega de La letra pequeña de… dedicándosela a los seguros para mascotas. El objetivo es que de una simple lectura conozcas el contenido de este tipo de coberturas y, sobre todo, las consideraciones más importantes que debes tener en cuenta a la hora de contratar el seguro para tu mascota.

Al igual que ocurre con el resto de seguros, siempre dispondrás de diferentes tipos de modalidades en función al número y tipo de coberturas que se incluyan en la póliza. De esta forma podrás contratar desde una modalidad básica, que incluya  la asistencia sanitaria por accidente, hasta una modalidad ampliada con otras coberturas opcionales que contemple, por ejemplo, la asistencia sanitaria por enfermedad.

 

¿A quién va dirigido el seguro para mascotas?

Para esta pregunta no existe  una respuesta única, puesto que en general este tipo de seguros van dirigidos a cualquier propietario de una mascota (sea perro o gato) que busque una protección completa ante cualquier contingencia que le pueda ocurrir al animal.

Entre otros grupos más específicos distinguimos:

  • Propietarios de perros de razas peligrosas.
  • Propietarios de animales de valoración elevada, que por ejemplo, participan en concursos o exposiciones caninas/felinas.
  • Propietarios de perros de vigilancia, perros adiestrados y/o criadores.

 

Condiciones de la contratación

Toma nota de las condiciones que tienes que tener en cuenta a la hora de contratar el seguro para tu perro o gato:

  • Censo e identificación: A la hora de contratar el seguro para mascotas es importante que el animal esté debidamente censado e identificado individualmente a través de un microchip, tal y como lo establece la legislación vigente.
  • Edad: Otra pregunta básica que te hará la Compañía o Correduría de Seguros es la edad del animal que quieres asegurar. Por ejemplo, en Mapfre los límites establecidos van desde los 3 meses hasta los 9 años de edad.
  • Acreditación: En caso de tu mascota esté valorada en más de 300 euros, deberás acreditarlo. Para hacerlo sólo tendrás que entregar a la Compañía la documentación oportuna que lo demuestre, por ejemplo, el Pedigrí, facturas, certificados de adiestramiento, premios obtenidos…
  • Declaración del Estado de Salud del Animal: La entrega de esta declaración es obligatoria si queremos contratar la Asistencia Veterinaria.

 

Asistencia veterinaria por accidente

Entre las principales garantías del seguro destaca la asistencia veterinaria por accidente. Por lo tanto, tal y como indica el nombre de la cobertura, se consideran gastos veterinarios aquellos que deriven de un accidente:

  • Exploraciones iniciales, radiografías, análisis, electrocardiogramas.
  • Intervenciones quirúrgicas o de otro tipo, anestesia, material quirúrgico, medicamentos, osteosíntesis, prótesis y/o fiborendoscopia que fuera preciso emplear.
  • Cuidados post-operatorios, curas y estancia en clínicas, cuando fuera preciso.
  • Gastos ocasionados por la atención veterinaria a domicilio para los casos anteriormente
    descritos.

A través de dichos gastos veterinarios la Aseguradora se comprometerá a dar cobertura a los siguientes hechos:

  • Atropello.
  • Agresiones entre animales.
  • Roturas, traumatismos o lesiones internas que impidan la actividad normal del animal de andar, correr y/o saltar.
  •  Accidentes de circulación durante el desplazamiento del animal en vehículos de motor.
  • Caídas desde alturas que originen al animal traumatismos o lesiones internas.
  •  Ingestión de cuerpos extraños, con límite para este apartado, de un siniestro por anualidad de seguro.
  • Golpe de calor.
  • Quemaduras.
  • Lesiones o granulomas causados por introducción de cuerpos extraños en ojos, oído o piel.
  • Cualquier otra lesión corporal que derive de una causa violenta, súbita, externa y ajena a la intencionalidad del asegurado, incluso actos vandálicos.

 

Otras coberturas principales

  • Muerte del animal en caso de accidente: por esta garantía el asegurador indemnizará, con el límite establecido para este concepto en las condiciones particulares de la póliza, el valor del animal en caso de muerte por accidente.
  • Gastos de entierro o incineración.
  • Robo: el asegurador indemnizará al asegurado el valor del animal hasta el límite fijado como capital asegurado para esta garantía. Como explicamos arriba, las valoraciones superiores a 300 euros deberán de acreditarse mediante documentación específica.
  • Estancia en residencia canina por hospitalización del propietario: el asegurador garantiza, con el límite de la suma asegurada para este concepto, el reembolso de los gastos de la estancia del animal en la residencia o el centro de elección que haya decidido el propietario previamente.
  • Asistencia telefónica: servicio de la información necesaria para que el cliente pueda acceder sin dificultad a los siguientes servicios: hoteles de España que admiten animales de compañía, adopciones y centros de acogida, clubes de mascotas, adiestramiento, peluquerías, cuidadores a domicilio y asistencia a concursos y otros eventos.

 

Garantías opcionales

  •  Asistencia veterinaria por enfermedad: esta cobertura se concierta en base a las declaraciones realizadas por el tomador del seguro. Incluye, entre otras coberturas: consulta veterinaria, pruebas diagnósticas, análisis de laboratorio, intervención quirúrgica, anestesia y asistencia veterinaria post-quirúrgica como consecuencia de la cirugía…
  • Responsabilidad Civil: Frente a daños corporales, materiales u otros perjuicios que pueda causar el animal a terceros. En este punto el propietario podrá elegir entre diferentes cantidades de capital asegurado.
  • Defensa Jurídica: La Compañía asume una cantidad estipulada por gastos de asistencia jurídica (abogados, costas judiciales, peritos etc…) que puedan ser necesarios por actos derivados de la mascota.

 

Conceptos básicos

A continuación repasamos algunos conceptos básicos que te serán de utilidad a la hora de contratar el seguro para mascotas.

Accidente: La lesión sufrida por el animal asegurado que derive de una causa violenta, súbita,externa y ajena a la intencionalidad del asegurado, ocurrida durante la vigencia del seguro.

Animales asegurados: Los perros y gatos destinados a compañía o vigilancia con edad superior a tres meses en el momento de la entrada en vigor de la póliza.

Daños materiales: El daño, deterioro o destrucción de una cosa, así como el daño ocasionado a los animales.

Daños personales: La lesión corporal, enfermedad o muerte causadas a personas físicas.

Gastos de asistencia veterinaria: Los originados por los honorarios y actuaciones profesionales realizadas por un veterinario, tales como exploraciones, radiografías, medicamentos, intervenciones quirúrgicas, curas y estancias en clínicas cuando fuera necesario.

Plazo de carencia: El tiempo transcurrido entre el efecto del seguro y la entrada en vigor de la cobertura.

Robo: El apoderamiento ilegitimo por parte de terceros del animal asegurado mediante actos que impliquen fuerza, violencia o intimidación en las personas.

Hurto: El apoderamiento ilegitimo por parte de terceros del animal asegurado sin mediar actos que impliquen fuerza en las cosas, violencia o intimidación.

Para cualquier duda sobre seguros para mascotas no dudes en hacérnoslas llegar por aquí, a través de redes sociales, o bien a través de nuestro correo electrónico mascotas@peris.es . Si te ha gustado este Post y quieres seguir aprendiendo algo más sobre seguros no te pierdas La letra pequeña de… los seguros de coche o La letra pequeña de…los seguros de vida . En el Blog de Peris te esperamos con más y mejor contenido cada día!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario