Historia del Seguro

Hoy en día estamos familiarizados con los Seguros; algunos de ellos son obligatorios, como el seguro de coche o el seguro de moto; otros necesarios, como el seguro de hogar; otros, recomendables según la actividad profesional, como el seguro de responsabilidad civil o el seguro de accidentes.

Pero los Seguros no son un “invento” moderno. Os contamos un poco de la historia del seguro, centrándonos en sus orígenes y en las modalidades más utilizadas, generalmente, las relacionadas con el comercio.

Los mercaderes babilónicos, entre 4000 y 3000 a.c., asumían el riesgo de pérdida de las caravanas que cruzaban la antigua Babilonia, ya que eran víctimas frecuentes de saqueos y piratería. El sistema era sencillo: se concedían préstamos, que eran reembolsables al terminar el viaje.

Se utilizaron con frecuencia el préstamo a la gruesa, utilizado en el tráfico marítimo, y algunas formas primitivas del seguro de vida.

El Código de Hammurabi regularizó la industria, las condiciones económicas, y las leyes y vida familiar, y legalizó esta práctica solidaria unos hammurabi2250 años antes de Jesucristo.

También, el texto del Talmud ofrece ciertas prácticas parecidas a los seguros, que realizaban los hebreos. Y los jueces, sacerdotes magistrados y otros cargos públicos asirios, tenían facultad de “recaudar impuestos de todo miembro responsable de la comunidad a fin de crear un fondo para uso comunitario en caso de calamidad social, como hambre o incendios”.

El auge del comercio marítimo, hace que Grecia legisle también “el Préstamo a la Gruesa”. Tanto el buque como la carga eran asegurados por comerciantes que asumían el riesgo de pérdidas. El armador generalmente tomaba a préstamo una cantidad equivalente al valor de la mercancía, que se reembolsaba al llegar a puerto. Sólo en caso de siniestro hacía suyo el préstamo.

Asimismo, Grecia regula en su derecho unos 1000 años a.c. la echazón: “cuando se lanza por la borda parte de la carga a fin de aligerar la nave en peligro de hundirse, la pérdida debe repartirse proporcionalmente entre todos los comerciantes interesados en el embarque”.

En Rodas, existían leyes que contemplaban la obligación que tenían los cargadores de contribuir a la reparación económica de los daños causados por tempestades, e incluso rescates de buques en poder de los enemigos.
Algunas asociaciones de artesanos incluso se organizaban por medio de una aportación con la que aseguraban sus propios funerales.

Durante la Edad Media la institución del seguro apenas evolucionó, aunque los exploradores europeos de la época fueron los primeros en tener algo parecido a un seguro de vida. Durante este período los gremios de artesanos establecieron asociaciones con fines caritativos cuyos fondos servían para proteger a sus miembros y familiares contra las pérdidas producidas por robo, inundaciones e incendios.

En la Edad Moderna aparece en Hamburgo un primer modelo de seguro de daños organizado en “cajas” cuya función era socorrerse en caso de incendios. Es en esta época cuando aparecen las primeras compañías aseguradoras.

seguros de coche

Si te ha gustado este artículo quizá también te pueda interesar nuestro post Así eran las motos… en el siglo XIXAdemás, si quieres estar enterado de toda la actualidad relacionada con el sector seguros te recomendamos que te pases por nuestro fantástico Facebook, donde colgamos las noticias más interesantes.

Te recordamos que en Peris puedes asesorarte de manera profesional e imparcial sobre cualquier duda del sector seguros. ¡Estaremos encantados de atenderte a través de nuestras redes sociales o en nuestro consultorio!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 Responses to “Historia del Seguro”

  1. Ana Sojo

    Hola:
    Si os interesa saber mas y disfrutar de la Historia del Seguro, os invitamos a visitar nuestra Web http://www.museovirtualdelseguro.como o a visitar el museo fisico, en Madrid, en Bárbara de Braganza 14, previa petición.
    saludos

    Responder
    • comunicacion. Peris

      Muchas Gracias Ana.

      Conocíamos la existencia de este Museo; incluso lo enlazamos desde nuestras redes sociales por si alguien se animaba a hacer la visita virtual.

      Queda pendiente visitarlo en persona.

      Un saludo

      Responder

Deja un comentario