La Navidad en otros países del mundo

Hoy os proponemos un Post muy especial con el que queremos recorrer diferentes puntos de la geografía mundial con un único objetivo: descubrir cómo se celebran en cada uno de ellos las fiestas de la Navidad y Fin de Año. Seguro que ya conocéis algunas de las tradiciones más populares pero ¿sabes mucho sobre la Navidad en el resto del mundo? Comer doce uvas frescas y vestir ropa interior de color rojo para entrar en el nuevo año, son tradiciones comunes a los países latinoamericanos como México, Colombia o Venezuela, pero no se repiten del mismo modo en otros países vecinos como Portugal, dónde prefieren el color azul,  o Italia, dónde la suerte la dan las lentejas. ¿Y cuáles son las tradiciones más comunes a lo largo del globo? Sin duda el brindis y los fuegos artificiales.

La Navidad en el mundo

Pére Noel y su temido acompañante Père Fouettard

En Francia la Navidad carece de la dimensión religiosa que esta festividad mantiene con fuerza en otros países como  España, sin embargo a la sociedad le gusta mucho celebrar estas fechas dentro de una dimensión más puramente cultural y de valores.

La sociedad francesa celebra la Navidad sin renunciar a la gran diversidad cultural que caracteriza a sus regiones, lo que hace que en cada una de ellas nos encontremos con diferentes formas de vivir estas fiestas, sobre todo en lo relacionado con el tema gastronómico. Entre los elementos que nunca faltarán en la mesa francesa están el foie gras, el hígado de pato o de ganso, el pavo asado con verduras y castañas, o la morcilla blanca.

Lo que no saben los niños españoles es que ellos se han librado de una figura muy popular y temida por los más pequeños en Francia. Y es que allí la tradición marca que Père Noel no viaje solo durante la esperada noche del reparto de los regalos. Acompañándolo está Père Fouettard, un ayudante que es el encargado de valorar el comportamiento de los niños de la casa y decidir si éstos merecen o no su regalo navideño.

 

Navidades con menos comida y más música

Dónde no es muy habitual celebrar la Nochebuena con una cena es en Reino Unido. La celebración se concentra en el día de Navidad, empezando el día, al igual que España, con la apertura de todos los regalos. Además, los ingleses están muy habituados a celebrarla con música, de ahí que si visitas por estas fechas el Reino Unido te encontrarás las calles repletas de coros cantando villancicos.

Y cantar es precisamente lo que hacen los niños en Grecia durante la víspera de la navidad. Ellos se convierten en los auténticos protagonistas de este día, la tradición dice que recorran las casas cantando villancicos a cambio de golosinas y regalos. Lo que no es tan habitual para estos niños es que tengan un árbol en su casa, y quién les da los regalos no es Papa Noel sino una santo típico de la Navidad griega, San Basilio. Por lo general, se trata de una celebración algo más sobria pero dónde tampoco falta la comida. El 24 de diciembre se incluyen en el menú el christopsomo (pan de Navidad), el cordero y el pescado.

christopsomo

El peso de la historia y la tradición

Portugal es sin duda uno de los países europeos con mayor tradición en la celebración de estas fiestas. Ya es conocido por muchos que si alguna vez pasas tu Nochevieja en el país luso tendrás que sustituir las 12 uvas frescas de medianoche por uvas pasas. Su número, al igual que España, simboliza un nuevo deseo por cada mes del nuevo año. Poner dinero en los zapatos y llevar una prenda de ropa de color azul, en lugar de rojo, son otros de los rituales que siguen en busca de la buena suerte.

Pero en sus festejos también hay muchos elementos diferenciadores en función a la zona que estemos visitando. Por ejemplo, para los vecinos de Oporto la Navidad va ligada a su tradicional Festival de Marionetas. Un evento muy esperado cada año desde su primera edición en1989, y aunque está destinado principalmente al público adulto también puedes encontrarte de forma paralela con otros circuitos infantiles que quieren hacer la delicias de los más pequeños de la casa.

Por su parte, en Madeira la costumbre más popular está ligada a la gastronomía de la zona. Los vecinos de esta isla portuguesa  sacrifican un cerdo en las vísperas de la Navidad para elaborar con él los principales platos del menú.

Repasamos la Navidad en otros países del mundo

En lugar del abeto, en las casas de Italia una decoración muy tradicional es el ceppo o árbol de la luz: una especie de estantería en forma de pirámide dónde la base sirve para colocar el tradicional belén, mientras las baldas se ocupan con regalos y dulces típicos.

Una de las tradiciones más conocidas allí es sin duda la de las lentejas. De una forma muy similar a lo que hacemos nosotros con las uvas, los italianos despiden el año y le dan la bienvenida al nuevo con un plato de lentejas en la mano. Son las lentejas de la que, ellos llaman, la noche de  San Silvestre o capodanno (fin de año). Y de forma similar a lo que pasa con nuestras uvas, la leyenda dice que quién se termina las lentejas será afortunado en el dinero en el próximo año. Más llamativa es la forma en la que otras regiones italianas, como Nápoles, buscan la suerte y la renovación: tienen por costumbre lanzar trastos viejos por la ventana en señal de que han roto con el pasado.

 

Tirar muebles por la ventana y limpiar la casa, otras formas de celebración

Pero los italianos no son los únicos a los que les gusta tirar cosas por Fin de Año. En Sudáfrica, y más concretamente en el distrito de Hilsboro de Johannesburgo, nos encontramos con la tradición de tirar los muebles por la ventana para dar la bienvenida al Año Nuevo. Allí podemos ver a sus vecinos deshaciéndose de todo, desde microondas hasta camas.

Y para actividades extravagantes para celebrar el fin de año la que practican en Japón, dónde limpiar las casas forma parte del ritual navideño. Saldar sus cuentas o renovar el vestuario, son otras de las prácticas con las que los japoneses quieren terminar el año y empezar de nuevo.

 

San Nicolás y la pikkujoulu

La tarde del 31 de diciembre, es uno de los momentos más importantes de las fiestas en Alemania. Si bien los alemanes no celebran la Nochebuena con una gran comida, le gusta aprovechar el último día del año para salir a la calle y celebrar la fiesta de San Silvestre. Es fuera de cada dónde se reúnen para comer, beber, y hacer predicciones para el futuro.  Para los niños alemanes el encargado de traer los regalos es San Nicolás, también conocido como Santa Klaus.

En Filandia se lleva mucho eso de adornar el árbol de Navidad con banderas de diferentes países como símbolo del hermanamiento entre culturas. Su tradición más antigua se llama pikkujoulu y consiste en la elaboración de toda la decoración navideña del hogar durante los días precios a la celebración.

 

Al sol

Y para celebraciones diferentes las de aquellos países que las viven en pleno verano. Mientras nosotros utilizamos la nieve para representar la llegada de la Navidad, en Australia disfrutan de temperaturas que oscilan entre los 25 y los 38 grados. Así es normal que entre sus escenarios favoritos para la fiesta estén los parques y las playas, con picnics que incluyen marisco, jamón dulce, ensaladas y carne fría.

Brasil ya es conocido por su árbol flotante de Río, una enorme estructura metálica de 85 metros de altura y más de 500 toneladas de peso, y para la que se valen de impresionante decoración: utilizan más de 3 millones de bombillas con formas navideñas, que le han valido un reconocimiento en el Libro Guinness de los Records. Este año se iluminó el día 29 de noviembre y permanecerá en Río de Janeiro, para el deleite de los brasileños, hasta el próximo 6 de enero.

la navidad en Brasil

Y terminamos nuestro repaso en la India dónde el nuevo año no empezará hasta el 20 de abril, tal y cómo lo recoge el calendario hindú. Ese día millones de peregrinos disfrutarán de grandes hogueras y de baños en los considerandos estanques sagrados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario