La primera carrera de Fórmula 1

Primera carrera de Fórmula 1: Cartel del gran premio inglaterra 1950

La primera carrera de la Fórmula 1 moderna se disputó un 13 de mayo, de 1950, con la disputa del Gran Premio del Reino Unido en el circuito de Silverstone.

Por aquel entonces las escuderías dominantes eran las que procedían de fabricantes de automóviles, marcas como Alfa RomeoMaserati, Talbot o Ferrari (aunque esta última no compitió en este gran premio al preferir comenzar su participación en el siguiente).

Ferrari tiene en su haber ser el único fabricante que ha disputado todos los campeonatos celebrados desde la creación del campeonato del mundo.

Daba comienzo así a la andadura del Campeonato del Mundo de Pilotos, organizado por la FIA, tal y como lo conocemos.

El ganador de aquella carrera fue el mítico Guisepe Farina, a los mandos de un Alfa Romeo.

Giusepe Farina, ganador del Primer Gran Premio de F1 en Silverstone 1950
Giusepe Farina, ganador del Primer Gran Premio de F1 en Silverstone 1950

 

Ese día ocuparon el podio junto a Farina otros dos pilotos que también pilotaban un un Alfa Romeo: Luigi Fagioli y Reg Parnell.  El honor de la vuelta rápida también recayó en el ganador de la prueba.

Farina se haría finalmente con el campeonato mundial, superando a final de temporada al no menos mítico Juan Manuel Fangio.

Tampoco aquel circuito de Silverstone tenía nada que ver con el que actualmente alberga el Gran Premio de Gran Bretaña:

Trazado del circuito de Silverstone en 1950 y en 2013
Trazado del circuito de Silverstone en 1950 y en 2013

 

Aquel campeonato de 1950 constó únicamente de 7 pruebas, muy lejos de las 19 que componen el actual campeonato de 2013. Y no son esas las únicas diferencias: tanto la reglamentación, como los circuitos, el sistema de puntuación, el diseño y la mecánica de los coches, la seguridad y, sobre todo, la profesionalización de todos sus componentes, son ahora radicalmente distintos a aquellos tiempos.

Tampoco entonces había televisión. Y la repercusión mediática era radicalmente distinta, a través únicamente de la prensa y de las crónicas que se robaban en cine, y que tienen un aire un tanto ingenuo comparado con el despliegue de medios al que estamos acostumbrados hoy en día.

A pesar de ello, la popularidad de las competiciones automovilísticas era ya enorme en Gran Bretaña, hasta el punto de que contó con la presencia del entonces Rey Jorge VI. ¿Han visto la película “El discurso del Rey“? Pues ese mismo.

Pueden comprobarlo en estas imágenes con el reportaje realizado en la época:

 

En el caso de España, la popularidad de la Fórmula 1 es relativamente reciente. Los comienzos fueron modestos, con Emilio de Billota en los años 70 y Adrián Campos o Luis Pérez Sala a finales de los 80, como principales exponentes de una incipiente afición.

Pero hasta la aparición de Pedro Martínez de la Rosa, Marc Gené, Jaime Alguersuari, María de Billota y, sobre todo, de Fernando Alonso, en el panorama automovilístico nacional, no se puede considerar la Fórmula 1 como un auténtico fenómeno de masas.

Mención especial merece Francisco Godía, el auténtico pionero de esta disciplina en España: debutó en 1951 y disputó los campeonatos de 1954 a 1958. En 1956 consiguió un meritorio 6º puesto en la clasificación final del campeonato, logro que solo fue superado con la irrupción de Fernando Alonso.

Trazados como los de Pedralbes y Montjuïc en Barcelona o el urbano de Valencia, y los circuitos del Jarama en Madrid, Jerez de la Frontera o Montmeló han albergado en alguna ocasión grandes premios de Fórmula 1, desde aquel lejano 13 de mayo de 1950.

—-

Más información:

• Gran Premio de Inglaterra. Crónica y reportaje fotográfico de la carrera en La Fórmula 1 en la historia.
• Carreras con historia. Gran Premio de Gran Bretaña 1950 en Museo F1 GP.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario