Valoración de siniestros con drones

Si hace una semana os contábamos que ya se puede realizar un peritaje virtual gracias a una aplicación diseñada para Google Glass, hoy os traemos otro adelanto tecnológico que va a mejorar la inspección de siniestros en zonas de difícil acceso. Estamos hablando del uso de drones teledirigidos para valorar daños en zonas de catástrofe.

AIG, una de las compañías aseguradoras a nivel mundial, se encuentra detrás de este proyecto. Tras recibir la aprobación de la Administración Federal de Aviación (FAA) de los EEUU para el uso de drones en lugar de inspectores humanos, la aseguradora estadounidense se prepara para llevar a cabo un ambicioso programa de investigación y desarrollo que le permita explotar el máximo potencial de esta tecnología.

Su campaña comercial es, desde luego, impresionante, y nos permite adivinar las importantes consecuencias que el uso de estos aviones no tripulados tendría para las aseguradoras:

 

Hasta ahora la FAA solo permitía que los drones fueran utilizados con fines comerciales siempre y cuando estos estuvieran controlados por un piloto humano y se mantuvieran a la vista de esta persona. La autorización de la FAA permite desarrollar una versión mucho más avanzada capaz de llevar a cabo la inspección de manera autónoma y recorriendo largas distancias, un tipo de pruebas ya se estaba realizando en Europa y Canadá pero cuya aplicación en EEUU era hasta ahora inviable.

Reducción de costes y riesgos

El uso de drones para valorar siniestros en zonas de difícil acceso conlleva una serie de ventajas innegables como por ejemplo:

  • Reducción del riesgo humano
  • Abaratamiento de los costes del proceso para la aseguradora
  • Rapidez en la valoración
  • Autonomía total al carecer de tripulación

Situaciones como la que tuvo lugar durante el fatídico accidente aéreo en los Alpes el pasado marzo, donde el desplazamiento del equipo humano entrañaba un alto riesgo, o valoraciones de catástrofes como las que dejaron el tsunami del Índico en 2004 o el accidente nuclear de Fukushima serían mucho más sencillas, baratas y rápidas de resolver.

Además, la valoración otros tipos de siniestros más comunes como daños en infraestructuras (tejados, molinos de viento, etc) se beneficiarían también del uso de los drones.

Regulación de los drones en España

El uso de estos robots no tripulados se está empezando a generalizar en España con iniciativas muy interesantes como concursos fotográficos o la recopilación de datos masivos.

Según la normativa vigente en nuestro país, los drones han de contar con un seguro de Responsabilidad Civil a terceros por daños que puedan surgir durante y por causa de la ejecución del vuelo.

Algunas compañías como Allianz y Caser ya han lanzado seguros específicos para drones, cuyas características varían en función de su peso y del uso que se le vaya a dar (privado, técnico, científico o comercial.)

 

Si te interesó esta noticia te invitamos a echar un ojo a nuestro Facebook, donde te enterarás de la actualidad más fresca de seguros.

Te recordamos que en Peris puedes asesorarte de manera profesional e imparcial sobre cualquier duda del sector seguros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario