Coches eléctricos, motos eléctricas: transporte sostenible

. El aumento de la presencia de coches eléctricos y motos  eléctricas, o vehículos híbridos en general, es una realidad presente en los últimos años. Ya estamos acostumbrados a ver autobuses urbanos impulsados por este tipo de energía, pero a medio plazo, su implantación como medio de transporte sostenible parece inevitable.

Las ventajas que aporta desde el punto de vista medioambiental, como de uso, son múltiples.

A pesar de la crisis del sector de automoción, en 2011 se vendieron casi 11.000 unidades de este tipo de vehículos.

Aunque la mayoría de estas ventas se las llevan los vehículos híbridos, sobre todo de la mano de los modelos más populares de Toyota, seguidos a considerable distancia por Lexus, la venta de vehículos exclusivamente eléctricos aumentó un 443% en 2010. (fuente) siendo el número total de vehículos exclusivamente eléctricos de 377, frente a los 69 de 2010. Esto da a entender que se trata de un sector al que todavía le queda mucho trabajo por hacer y, sobre todo, mucho margen de mejora y crecimiento.

Algunas de las ventajas del transporte eléctrico son evidentes:

–       disminución de emisiones contaminantes;

–       Menor ruido;

–       Recuperación de energía en las desaceleraciones;

–       Descuentos y subvenciones por tratarse de energías limpias.

A estas ventajas de los vehículos eléctricos hay que añadir que tanto Estados Unidos como la Unión Europea ha acordado recientemente impulsar el mercado de  vehículos eléctricos.

Los inconvenientes más habituales se suelen centran sobre todo en la menor automomía de los vehículos, su pecio y la escasez de puntos de recarga.

Estas desventajas están claramente en vías de solución, con el aumento considerable del rendimiento y autonomía de las baterías de almacenamiento, la amortización del sobreprecio durante la vida útil del vehículo, y la progresiva implantación de puntos de “repostaje” en las ciudades: la Comunidad de Madrid cuenta con más de 40 puntos de recarga distribuídos por toda la Comunidad e Iberdrola se comprometió en 2010 a instalar 280 puntos más a través de un acuerdo con el Ayuntamiento; IFEMA tiene instalados puntos de recarga para estos vehículos eléctricos ya que es evidente el inicio de un nuevo vehículo para los desplazamientos; algunos centros comerciales han implementado este sistema de repostaje es sus estaciones de servicio; y a modo de ejemplo, Zaragoza cuenta ya con 43 puntos de recarga.

La siguiente vuelta de tuerca en el sector ha sido la aparición de motos eléctricas.

Cualquier motero será capaz de enumerar varias ventajas del transporte en motocicleta o coclomotor en las ciudades:

–       ahorro de espacio;

–       menor consumo y emisiones;

–       agilidad en la circulación,

–       facilidad de aparcamiento…

¿Y si a todas estas ventajas le sumamos un motor eléctrico que no contamine y reduzca el ruido?

LEMev ha respondido a esta demanda creando la primera moto eléctrica completamente española.Moto eléctrica LEMev

Las ventajas de un vehículo eléctrico son múltiples: se ahorra un 90% en coste de energía, los gastos de mantenimiento bajan un 70%, no hay emisiones de CO2, ni humo, ni olores y se disfruta del silencio. Además, la electricidad puede ser generada a través de fuentes de energías renovables.

Más ventajas:

– La electricidad es más eficiente que la suma de motores individuales.

– La legislación permite instalar enchufes en garages, sin necesidad de acuerdo con resto de propietarios.

– Una vez alcanzado el límite de vida útil de las baterías para su uso en el scooter (2000 ciclos o 160.000kms aproximadamente), estas no se desecharán, sino que serán aún válidas como acumuladores de energía en las plantas de almacenamiento que se están construyendo actualmente (especialmente importantes para las renovables)

– Incluso al final de esta segunda vida las baterías se desmontarán para reciclado y aprovechamiento de los materiales en la fabricación de nuevas baterías.

 Las características de este tipo de vehículos los hacen completamente equiparables a los equivalentes convencionales. A esto hay que añadirle que en un plazo más que razonable (de unos seis años) el precio de la moto se amortiza por el ahorro en consumo.

Todas estas ventajas hacen de motos eléctricas y coches eléctricos un transporte eficaz y sostenible con un gran margen de implantación en el mercado y de aceptación entre los usuarios, cada vez más concienciados en temas medioambientales.

Desde Peris Correduría de Seguros hemos apostado claramente por este tipo de vehículos y hemos sido elegidos Corredor oficial de LEMev, la primera moto eléctrica española.

.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario