¿Cómo rellenar un parte amistoso y qué hacer con él?

En caso de accidente con un contrario, la forma más habitual de solucionar el conflicto es mediante un parte amistoso del seguro del automóvil en el que ambas partes reconocen los daños, la responsabilidad de los hechos y dejan constancia de sus datos personales para facilitar el trabajo de las aseguradoras a la hora de tramitar el siniestro.

Como ya hemos recibido varias dudas en nuestro consultorio sobre en qué consiste una declaración amistosa de accidente, cómo rellenarla o qué hacer con ella más adelante, hemos decidido escribir este post explicativo para que sirva de guía a nuestros lectores. ¡Empezamos!

¿Cómo rellenar una declaración amistosa de accidente?

  • parte-amistoso-fotoEn la primera parte hay que incluir la fecha y hora del accidente y el lugar donde haya ocurrido.
  • Además, es necesario especificar si ha habido daños personales y materiales (además de los sufridos por los vehículos) y si hay testigos del accidente, en cuyo caso hay que registrar también sus datos de contacto.
  • La segunda parte se centra en los datos de cada asegurado y su vehículo. En cada una de las columnas debe anotarse:
    • Nombre, nacionalidad, dirección y teléfono de contacto del asegurado.
    • Modelo, marca y matrícula y lugar de matriculación del vehículo y del remolque, si lo tuviera.
    • Nombre de la aseguradora, número de póliza, número de Carta Verde (cuando en el accidente estén involucrados conductores extranjeros), nombre, dirección y teléfono de la agencia o corredor de seguros. También se deberá señalar si el seguro contratado cubre los daños propios, es decir si es a Todo Riesgo. Todos estos datos se consultarán en la póliza correspondiente.
    • Nombre, nacionalidad, dirección, teléfono de contacto y número del permiso de conducir del conductor.
    • Indicar el punto de choque inicial con una flecha en un dibujo en el que aparece dibujado una moto, un coche y una furgoneta.
    • Daños apreciados en el vehículo
    • Circunstancias, donde hay que esclarecer cuál ha sido el motivo del accidente, por ejemplo “daba marcha atrás” o “cambiaba de carril”.
    • Un croquis con la representación aproximada del lugar del accidente y de cómo se ha producido. Además aquí debe quedar constancia de cuáles han sido los daños que ha sufrido el vehículo. Es importante indicar siempre los sentidos de la marcha de cada uno de los vehículos, el punto de choque inicial, la posición de los vehículos en el momento del choque y la dirección seguida por ambos, ya que esto puede ayudar a esclarecer las circunstancias.
    • Observaciones, donde deberemos indicar todos aquellos datos adicionales de relevancia a los que no hayamos hecho incidencia en otros apartados.
    • Firma del conductor.

Una vez rellenado el parte cada una de las partes debe quedarse con una copia que debe ser idéntica a la otra. Una vez hecho esto ningún conductor podrá añadir más datos a sus declaraciones.

Las compañías de seguros suelen incluir varias copias en blanco al enviar la póliza, pero si no es así o se te han acabado también puedes descargarlas aquí (recuerda siempre llevar copias pares: una para ti y otra para el contrario).

seguros de coche

¿Qué hacer una vez rellenado el parte?

Tras rellenar la declaración amistosa, cada una de las partes involucradas en el accidente debe ponerse en contacto con su compañía aseguradora en un plazo máximo de 7 días y remitirle la copia firmada para que se inicie el proceso de tramitación y reparación.

Cada aseguradora se encargará de correr con las gastos de la reparación del vehículo de su asegurado y después ambas aseguradoras determinarán cuál es la parte culpable del accidente. Una vez determinado qué conductor ha sido el responsable del siniestro, pueden darse varias situaciones:

  • El conductor no culpable no asume ningún tipo de coste ni consecuencia.
  • El conductor culpable no asume ningún coste si tiene un seguro a todo riesgo. En este caso será la aseguradora la encargada de responder por los gastos de reparación de ambos vehículos, aunque lo más probable es que esto provoque un encarecimiento en la póliza del asegurado para su renovación.
  • Si el conductor culpable tiene un seguro a terceros debe asumir el coste de sus reparaciones, pero su aseguradora se encargará de cubrir las del conductor no culpable.

Además, si el conductor culpable tiene una franquicia en su seguro se deberá hacer cargo por el importe que no quede cubierto. También es posible el caso de que ambas aseguradoras paguen a partes iguales si no se ponen de acuerdo en la culpabilidad o hay incongruencias en la declaración del accidente.

Consejos para rellenar el parte amistoso

  • Escribe en letra mayúscula para facilitar su lectura y comprensión
  • Haz fotos con el móvil: pueden servirte como pruebas en caso de no llegar a acuerdo
  • Mantén la calma y asegúrate de que está completo. No firmes nada si no estás conforme con lo declarado por el contrario
  • No añadas nada una vez os quedéis cada uno con su respectiva copia, ya que probablemente invalidará el proceso.

 

Si te ha interesado este post te recomendamos nuestros artículos sobre cómo recurrir y ganar una multacon el procedimiento explicado paso a paso y las situaciones en las que es más fácil que tu recurso tenga éxito. Y si aún no lo haces, síguenos en Facebook y Twitter. ¡Publicamos contenido interesante y útil a diario!

Te recordamos que en Peris puedes asesorarte de manera profesional e imparcial sobre cualquier duda del sector seguros. Estaremos encantados de atenderte en nuestro consultorio y en nuestras redes sociales 🙂 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario