Consejos para una conducción eficiente

La conducción eficiente no daña el coche y supone muchos beneficios, tanto desde el punto de vista de la seguridad como del consumo.

La conducción eficiente no solo no daña el coche sino que sus beneficios se han ido incorporando a nuestros hábitos a la hora de conducir. Incluso la DGT ha incorporado esta filosofía a las exigencias de formación para los nuevos conductores. Aquí os dejamos algunos consejos.

conducción eficiente

Los beneficios de la conducción eficiente son claros:

disminución de los riesgos y aumento de la seguridad en la carretera;

reducción del consumo de carburante;

disminución de las emisiones contaminantes;

aumento del confort en la conducción.

Los 10 puntos fundamentales de la conducción eficiente son (siempre que sea posible, obviamente):

1.- Poner el coche en marcha sin acelerar.

2.- Usar la 1ª velocidad únicamente para poner el vehículo en movimiento. Cambiar a 2ª a los 2 segundos.

3.- Cambiar de marcha, en llano, entre 2000-2500 rpm en los gasolina y entre 1500-2000 en los diésel. Esta diferencia se debe al par motor de cada tipo de vehículo.

4.- Circular con marchas altas y bajas revoluciones. 

5.- Mantener uniforme la velocidad de circulación; evitar frenazos, acelerones y cambios de marcha.

6.- Al decelerar, levantar el pie del acelerador, rodar con una marcha metida, frenar suavemente y reducir de marcha lo más tarde posible.

7.- No reducir previamente de marcha para detener el coche, siempre que el espacio y la velocidad lo permitan.

8.- Apagar el motor en paradas de mas de 1 minuto. De hecho, ya se están generalizando los vehículos que se paran automáticamente al detenerse y vuelven a arrancar a pisar el embrague.

9.- Guardar la distancia de seguridad y mantener un amplio campo de visión.

10.- Cambiar a una marcha inferior y acelerar cuando la situación lo requiera: adelantamientos, incorporaciones…

 Recuerda:

Circular con la marcha más larga posible no daña el vehículo. Pero hay que adaptarse a las circunstancias.

•  Procura pisar el acelerador entre el 50 y el 70% de su recorrido; nunca a fondo.

• En los diésel modernos de uso urbano, sí conviene sacarlos a la carretada una vez al mes y aumentar las revoluciones para facilitar la regeneración del filtro de partículas.

Elige el vehículo en función del uso que le vas a dar.

Circular con una marcha larga ahorra combustible. Muchos vehículos ya incorporan indicadores de consumo instantáneo con los que es fácil comprobar la veracidad de esta afirmación.

———

Fuentes:

• Revista DGT, Año XXIX, nº 219 / 2013

IDAE. Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía, del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario