Los atropellos aumentan en España mientras se investiga cómo frenarlos

La imagen te resultará muy habitual. Caminas por la calle tranquilamente y de repente ves como al fondo un semáforo se interpone en tu camino, ya está parpadeando, pero tanto tú como el resto de viandantes que están a punto de alcanzarlo os decidís a emprender una intensa carrera que os permita llegar al otro lado antes de que se ponga definitivamente en rojo.  Lograrlo te hace sentirse incluso satisfecho, mientras otros se apresuran a repetir tu carrera y hacer lo mismo aunque el verde ya haya dado paso al color de prohibido cruzar.

 

68.000 personas atropelladas en cinco años

Como decíamos la imagen es habitual, todos la protagonizamos día a día sin darle demasiada importancia, pero entonces llegan las cifras y recordamos los peligros que se esconden detrás de estas carreras.  Un informe elaborado por la Fundación Mapfre revela el dato, 68.000 personas fueron atropelladas en España en los últimos cinco años, y de ellos 3.300 perdieron la vida y 13.500 fueron heridos de gravedad.

Las ciudades lideran el ránking de áreas con más atropellos, concentrado el 70% de los accidentes, y es precisamente el lugar de nuestro ejemplo, los semáforos y los pasos de peatones, dónde se producen cerca de la mitad de los atropellos.

 

Exceso de velocidad y de confianza

¿Los motivos? Aquí la culpa queda repartida entre conductores y peatones. Los primeros son los causantes del 60% de los accidentes por cometer infracciones al volante, exceder la velocidad o sufrir distracciones. Mientras, en el otro 40% de los casos, es el peatón el que comete la imprudencia, por cruzar en lugares indebidos y con poca visibilidad, o, como en el caso que acabamos de exponer, por sentirnos demasiado seguros y no ser prudentes y respetar las normas de seguridad vial.

Según el informe elaborado por Mapfre, las Comunidades con mayor número de accidentes son Madrid, Cataluña y Valencia, mientras en el otro extremo, el de las comunidades con menos atropellos, nos encontramos a La Rioja, Castilla León y Aragón.

Y precisamente, en la misma semana en la que conocemos estos datos, dos universidades españolas son noticia por sus propuestas para reducir estos niveles de siniestralidad.

 

68.000 atropellos en España en cinco años

 

Proyectos de investigación para frenar los atropellos

En la Universidad de Vigo los alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Minas, están de enhorabuena después de que la Dirección General de Tráfico (DGT) se haya comprometido a financiar su proyecto de prevención de atropellos.

La investigación se centra en el desarrollo de un Lidar móvil, una tecnología que permitirá obtener modelos tridimensionales de una carretera y de su entorno. La idea inicial es instalar este Lidar en un furgón, recoger todos los datos necesarios, y una vez que sean analizados podrán ser integrados en los sistemas de la DTG para determinar zonas de riesgo y ejecutar acciones correctoras sobre las vías que resulten peligrosas por su diseño.

De forma paralela, un estudio de la Universidad de Granada revela que la luz intermitente y el color amarillo de los semáforos no tiene un efecto disuasorio  sobre los peatones a la hora de cruzar.

Expertos de esta Universidad proponen un semáforo que sólo contenga dos fases, verde fijo y rojo fijo, con un indicador de tiempo en forma de reloj de arena que vaya mostrando la cuenta atrás.

Para llegar a esta conclusión, el estudio investigó las reacciones de 247 personas, de los cuales casi el 75% tenían carnet de conducir. A cada uno de ellos se les mostraron una serie de fotografías con diferentes tipos de pasos de cebra controlados por semáforos, y se les pidió que valorasen el 1 al 10 cada uno de estos cruces. El 1 representaba el “Jamás cruzaría en esa situación´´ y el 10 el “Siempre cruzaría en esa situación´´. Pues bien el resultado fue más que llamativo, muchos demostraron no atender al significado de aquellas fases que no fueran directamente mandatorias como el rojo y el verde, haciendo caso omiso de las soluciones intermitentes y el color amarillo.

Estos investigadores creen que la ambigüedad del mensaje en estas fases intermedias puede provocar una disminución de la seguridad vial, contribuyendo al elevado número de accidentes y atropellos que se producen al año en España.

 

 

Para concienciarnos sobre la importancia de tener una buena conducta al volante, la DGT promueve ingeniosas campañas que no han pasado desapercibidas en el Blog de Peris, hoy es un buen día para recordar historias como la de El Síndrome del Carril Izquiero, en la que un equipo de investigación no cesa en su afán de detectar en que parte de nuestro cerebro se da el síndrome que lleva siempre a las personas a circular por el carril de la izquierda aún cuándo el de la derecha está libre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario