El peligro de ahorrarse el seguro

. Hace unos días leímos la noticia de que una galería de arte de Noruega había perdido un aguafuerte de Rembrandt, en concreto, el “Lieven Willemsz, van Coppenol, Writing-Master”.

El extravío se produjo en el proceso de distribución del servicio de correos noruego: el envío se realizó a través de correo postal. La obra fue comprada a un aguafuerte de Rembrandt extraviado por correosmarchante de arte británico, que se lo envió siguiendo las instrucciones de la propia galería. Los motivos esgrimidos por el gerente de la galería fueron:

“Utilizar un mensajero y un seguro especial es mucho más caro, por lo que usamos el correo postal hasta ahora”

Según la noticia, el gerente de la galería “lamenta que el dibujo está valorado en unos 9.000 euros pero que el servicio postal solo les ofrece una compensación mínima”.

Al parecer, el paquete llegó a las oficinas de correo pero en el momento de ir a recogerlo, nadie fue capaz de encontrarlo.

Un portavoz del servicio de correos se disculpó por lo ocurrido, a la vez que matizaba que el cliente ya había sido advertido de que existían “formas más apropiadas de enviar objetos valiosos con un seguro correcto“.

Ahora volvamos al argumento de que un seguro adecuado es más caro: más caro es perder la obra de arte. Sin disculpar la posible negligencia del servicio postal noruego, es evidente que la galería procedió de forma completamente inadecuada. Y todo por ahorrarse el seguro.

A día de hoy, los únicos seguros de suscripción obligatoria son los seguros de coche; y en el momento de suscribir una hipoteca, el seguro de hogar. Los demás, son opcionales. Pero está claro que el ahorro tiene que producirse de forma racional, ajustando las condiciones de la póliza contratada a las características del producto asegurado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One Response to “El peligro de ahorrarse el seguro”

  1. Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hace unos días leímos la noticia de que una galería de arte de Noruega había perdido un aguafuerte de Rembrandt, en concreto, el “Lieven Willemsz, van Coppenol, Writing-Master”. El extravío se produjo en el proceso de distrib…..

    Responder

Deja un comentario