Entrevista a Guadalupe Araoz, motorista y bloguera de éxito en ¡Hasta pronto Catalina!

Guadalupe Araoz, economista de carrera y motorista de corazón. Estudió economía y estadística matemáticas pero desde hace unos años decidió dejarlo todo y dar un giro a su vida de 180º.

Como dice ella, el destino de sus viajes  es el de alcanzar la plenitud y es que, Guada, tenía claro que el pasarse 11 meses trabajando mientras esperaba con ansias tres semanas de viaje, no era lo suyo.

Es una de las creadoras del concepto de Slow Travel y demuestra, a cualquiera que lea su blog ¡Hasta pronto Catalina!, que es fuera de nuestra zona de confort donde comienzan las aventuras.

Peris. Correduría de Seguros, ha tenido la suerte de charlar con ella.

¡Aquí va, la primera parte de la entrevista con Guadalupe Araoz!:

pollo de PerisNuestros lectores se estarán preguntando: Si se llama Guadalupe, ¿Por qué el título de su blog? Cuéntanos, quién es Catalina y de paso, quién es Sami.

 

Catalina es el nombre de mi gatita. En vísperas del primer viaje que tuve que dejarla en casa le prometí que siempre sería un Hasta Pronto, que siempre volvería por ella. Un poco cursi, pero la vida es más linda con amor.

Sami, en cambio, es mi moto. Esta nueva travesía cuya primera etapa cubre todos los países del continente en moto, excepto las islas, la inicié con ella. Sami en quechua significa “airosa, venturosa”.

¿Qué mejor nombre para una compañera de aventuras de baja cilindrada?

Su nombre le da fuerza extra para subir con tanto peso a más de cuatro mil metros de altura, como lo hizo en Bolivia.

Guadalupe Araoz

 

pollo de PerisEmpezaste a montar en moto porque una vez, yendo de mochilera, te rompiste un pie. ¡Vaya comienzo! Ahora, unos años después estás a punto de recorrer los 5 continentes, ¡Y en solitario!

 

Dicho así parece una locura, una bella. Comencé en Indonesia porque una amiga me convenció de que era práctico dado que el pie aún se me hinchaba. Recuerdo que alquilé una para recorrer Bali en solitario por siete días. Al señor le dije que sabía conducir pero apenas se fue, volví para preguntarle a alguien más como se encendía. Más adelante, en Vietnam, aprendí a utilizar los cambios también de forma repentina. La moto fue como un primer amor, de esos que no se olvidan. Amo la sensación de libertad y la conexión que me produce con el entorno. Ver el mundo desde el coche es como verlo a través de una ventana pero la moto te funde con el viento, la temperatura, los olores y las sensaciones. También te vuelve mucho más vulnerable, por ello decidí salir con la ropa y las protecciones adecuadas.Hablo desde la experiencia pues tuve un accidente que me obligó a retornar a Buenos Aires y ahí es donde me di cuenta que de allí en adelante mi vida giraría no solo en torno al viaje, a la escritura y al compartir mis experiencias sino también a hacerlo en motocicleta. Al principio quise ir a Latinoamérica, luego le agregué Norteamérica y ahora sé que estoy en la primera etapa de algo mucho más grande: recorrer todos los continentes en moto.

¿Os venís?

Guadalupe Araoz

 

pollo de PerisLeyendo alguna de tus entrevistas contabas una anécdota que nos ha encantado y que realmente, fue el desencadenante de la vida que llevas ahora. En ella, decías que aunque tenías una situación laboral estable y una carrera prometedora, no eras feliz. Te replanteaste tu vida a raíz de una conversación en la que te preguntaron:

 

¿Qué harías si fueras millonaria?

 

Tacones, carteras de cuero y un trajinar intenso día a día en la oficina. A mis 30, en el 2012, dije basta a esa vida que poco me llenaba. En Junio de ese año hice un viaje, en mis vacaciones, a Grecia, Jordania e Israel. En Israel me encontré un personaje particular que me dejó con una frase en la cabeza: “Haz algo que te encante en el día a día y luego solo hace falta que le guste a alguien más”. No hace falta que le guste a todo el mundo ni que yo piense que el resultado es buenísimo, solo que le guste a alguien más.

Con esa frase en la mente, volví a la oficina. Estaba triste desde hacía un año, algo no funcionaba en la vida que tenía. Por ello, como tantos argentinos, decidí probar con el psicólogo. Duré tres meses pero me dejó una enseñanza. Me preguntó qué haría si fuera millonaria. La respuesta era clara: aprendería fotografía con fotógrafos del National Geographic, me dedicaría a la escritura y a ayudar a otros a través de esas herramientas. El psicólogo me preguntó por qué no probaba esa vida por un año, la de escribir, no la parte de National Geographic, claro.

En esa época estaba intentando decidir qué coche quería (sería el primero) pero se me presentaba la opción de dejar mi vida armada y utilizar ese dinero para probar durante un año la vida de viaje. La idea era comenzar a escribir para revistas. Así lo hice. Mi primer país fue China con un choque cultural que me dejó encantada.

Después de meses de viaje, tuve una crisis en Vietnam porque ya casi no tenía dinero en la cuenta. A pesar de ello decidí que quería continuar viajando y que no volvería, al menos, después de dos años. La vida me llevó a regresar de forma forzada y en pocos meses ya estaba escribiendo para medios online y pudiendo mantenerme de esa forma. Todo tiene un por qué. Hoy miro para atrás y me resulta casi una obviedad que eso era lo que debía ser. Todo sucede en el momento oportuno.

Guadalupe Araoz

 

pollo de PerisDurante uno de tus viajes tuviste un susto. Sabes que Peris es una correduría de seguros, por ello, nos gustaría que insistieras a nuestros lectores sobre la importancia de tener un buen seguro de viajes, seguro de moto o por ejemplo, cosas tan simples como saber cuándo deben cambiar el casco de su moto.

 

Seguro de viajes, seguros de moto, seguros a terceros y seguros a todo riesgo pero también de los gadgets que uno lleva como la cámara o el ordenador. Todo tipo de seguros alivian las preocupaciones.

Cuando nos vamos de viaje siempre pensamos que somos de hierro y que nada nos pasará simplemente porque nada nos pasó en el pasado. Pensaba igual pero de todas formas tomaba mis precauciones. ¡Y lo bien que hice! A fines de febrero del 2014 tuve un accidente en Camboya, me operaron el hombro allá (ahora en perfecto estado) y me enviaron en primera clase de nuevo a mi país con un enfermero a mi lado. Si no hubiera tenido el seguro de viajes lo más probable es que no hubiera podido cumplir con el plazo de 48 horas que me dieron para la operación. Mejor prevenir para poder disfrutar tranquilos sabiendo que tenemos una red de seguridad.

Por otro lado, el tema del casco y del equipamiento de moto es esencial. A lo largo de la ruta me encontré con diversas historias de roturas y operaciones que hubieran podido evitarse con el uso de la chaqueta con protecciones de hombro, espalda y codos, el pantalón con rodilleras o las botas de motociclismo adecuadas. Además la ropa debe ser de cordura que es la única tela anti-desgarrable. El casco tiene vida útil pero si lo golpeamos su eficacia se reduce aproximadamente al 50% por lo que es mejor cambiarlo. Para viajar conviene utilizar integrales por más que haga calor y sean menos cómodos en los peajes.

Estamos hablando de nuestra vida, nuestra cara y nuestros huesos. Por lo general se tiende a gastar mucho en la moto y poco en las protecciones. Debería ser al revés.

 

pollo de Peris

Tres palabras: Libro, película y canción que te acompaña en tus viajes. Y por curiosidad, ¿Qué objeto nunca puede faltar en tu equipaje? ¿Quizá algún amuleto?

 

Voy cambiando cada semana. Una canción que me encanta porque me devuelve el espíritu positivo es Sin Miedo de la española Rosana. Los libros no pueden faltar pero en este último viaje decidí llevarlos en formato digital y leerlos con un E-Reader (pesa menos). Además de los libros amo la tecnología. Todo blogger de viajes se desplaza con su ordenador, teléfono inteligente y, en mi caso, cámaras de video. Entre mis objetos de “mimo” por lo general tengo al menos un frasco pequeño de perfume para ocasiones especiales o días en los que quiero darme un gusto. Amuletos no tengo, al menos propios. Hace poco me regalaron una campana de alpaca tallada que es un amuleto conocido en el mundo motociclista como protección de “los duendes del camino”. Va colgada en una de las defensas de Sami.

 

Guadalupe Araoz

 

Hasta aquí, la primera parte de la Entrevista de Peris a Guadalupe Araoz.

Para la siguiente, Guadalupe Araoz le contará a Peris cuáles son sus dos fotos favoritas, nos hablará del accidente que la mantuvo alejada de la carretera y otras cosas curiosas.

Esperamos que, como a nosotros, os haya contagiado algo de la energía positiva que desprende.

Mientras tanto, puedes seguir las aventuras de Guadalupe Araoz en su Facebook y Twitter

Como dice Guada,

Se tiende a gastar mucho en la moto y poco en las protecciones, debería ser al revés.

Ya sabes, motorista precavido vale por dos, ten siempre tu seguro de moto.

Peris es una correduría de seguros por ello, estamos obligados a ofrecer los mejores seguros de moto y al mejor precio.

¿Quieres comprobar que podemos ofrecerte los mejores seguros de moto?

seguro de moto

 

 

Somos la Mejor Correduría Online de 2015, aseguramos lo que de verdad importa.

¿Acaso te mereces menos?

Llámanos al 902 102 036

y hablamos.

Para cualquier pregunta sobre seguros no dudes en dejarnos tu comentario o preguntarnos en nuestras Redes Sociales. En Peris te esperamos en Twitter, Pinterest y Facebook.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario