Guía para comprar una moto de segunda mano

Dicen algunos que al año nuevo vida nueva, quizás esta expresión resulte algo exagerada pero lo que está claro es que con la llegada de un nuevo ciclo siempre apetece tomar nuevas decisiones y apostar por ciertos cambios que nos pueden venir bien.

Uno de esos cambios será para muchos el hecho de dejarse llevar por las ventajas de una moto frente al coche: menor consumo de combustible, aparcamiento más fácil, la posibilidad de sortear el tráfico infernal de las horas punta…

Sabemos que muchos os estáis planteando un cambio a las dos ruedas para ahorrar dinero y tiempo, y que además estáis interesados en adquirir una moto de segunda mano por esto de no dejaros demasiado dinero en el camino ¿Pero qué supone esta elección? Pues bien, no podemos olvidarnos de que estamos ante un vehículo que probablemente ya no cuente con garantía y cuyos neumáticos ya estén desgastados.

Por ello te invitamos a tomar buena nota de algunas variables a tener en cuenta para que esa moto no te salga más cara de lo que esperabas. Esta es una pequeña guía sobre cómo comprar una moto de segunda mano sin llevarnos un disgusto por el medio.

como comprar moto de segunda mano

  • Elige entre Ciclomotor o Moto según tus necesidades. Hace unas semanas te explicábamos en ¿Ciclomotor o moto? Pros y Contras las ventajas y desventajas de cada uno de estos vehículos. En resumidas cuentas, si quieres las dos ruedas para tus desplazamientos rutinarios por la ciudad el ciclomotor podrá ser una buena opción para ti, pero descártalo si tienes previsto usarlo para autovías o autopistas puesto que está prohibido. Con el ciclomotor no podrás desplazarte a más de 45km por hora, y no es considerado un vehículo a motor por la Ley de Tráfico.

 

  • Elige entre comprar en una tienda o a un particular. Si visitas una tienda aprovecha que estás con profesionales para preguntar todo lo que necesites saber. En caso de acudir a particulares las opciones con las que te puedes encontrar son tantas como propietarios, puedes tener suerte y de primeras cruzarte con propietarios que han cuidado al máximo sus motos, pero también los hay mucho más despreocupados y que, por ello, no te den tantas garantías. Comprueba todas las opciones posibles, finalmente el presupuesto y la fiabilidad harán decidirte por una u otra opción.

 

  • Comprueba el estado de los frenos, el embrague, las marchas o el motor: Una vez que hayas elegido el tipo de moto que mejor se adapte a ti y dónde comprarla, toca fijarse en el estado de la nueva adquisición. Como te decíamos al inicio de este Post, al estar ante un vehículo usado importa, y mucho, que seamos cuidadosos y lo analicemos en detalle, tanto la parte mecánica de la moto como sus componentes.

 

  • Atención a los neumáticos: Los neumáticos merecen una atención especial por tratarse de uno de los elementos más importantes de la que será tu nueva moto. Para comprobar su estado sólo tienes que fijarte en la profundidad del dibujo. Si están demasiado utilizados y tienes que cambiarlos inmediatamente, el presupuesto se disparará, así que tenlo en cuenta a la hora de descartar esa moto que a priori te parecía perfecta.

 

  • Los kilómetros importan: cuántos menos kilómetros haya recorrido, menor uso por parte de su anterior dueño, y mejor para ti.

 

  • Ponla a prueba: Si todo está bien aparentemente, súbete a ella y pruébala en un pequeño recorrido. Sólo así podrás cerciorarte de cómo responde ¿funcionan bien los frenos? ¿qué tal se adhiere a la carretera? ¿Estás cómod@? Cuándo te bajes lo sabrás.

 

  • Revisa la documentación: No pases por alto todo lo relativo al papeleo. Es importante que todos los documentos estén en regla: la ficha técnica del vehículo, el permiso de circulación, la tarjeta de inspección técnica, el impuesto de vehículos de tracción mecánica del año corriente, y el seguro de la moto.

 

  • Conoce sus antecedentes: quizás ya estés seguro de que estás ante la moto perfecta para ti, pero te pedimos que esperes un poquito más y no des el paso hasta solicitar a la DGT un informe de titularidad del vehículo. A través de este informe podrás saber el número de dueños que ha tenido, si tiene cargas que impiden su circulación, o si pesa sobre ella algún tipo de embargo o denuncia. Para solicitarlo sólo tendrás que aportar el número de bastidor o matrícula de la moto.

 

  • Tienes al menos 6 meses de garantía para poder exigirle responsabilidades al vendedor, recuérdalo en caso de tener algún problema.

Ahora sólo nos queda desearte mucha suerte en la búsqueda. Para cualquier duda sobre el seguro de tu moto no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico particulares@peris.es, te asesoraremos y ayudaremos a encontrar el seguro que más se ajusta a tus necesidades sin renunciar a un precio más que competitivo. Y para responder a algunas preguntas que ya te puedes estar haciendo, te dejamos enlace directo a ¿Qué coberturas debe incluir mi seguro de moto?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario