mHealth, la salud en el móvil

Hay países en los que los ciudadanos y los pacientes ingresados están mejorando su calidad de vida con sistemas de monitoreo remoto y la participación en el cuidado personal. Hablamos del mHealth.

Seguro que no pasará mucho tiempo antes de que vuelvas a escuchar hablar de este término. Se trata de una abreviatura de mobileHealth (salud móvil) con la que la industria de la telefonía móvil describe a todos aquellos contenidos, servicios y aplicaciones que ayudan al ciudadano a sacar el máximo rendimiento de su teléfono en todo lo relativo a la salud.

 

El paciente experto

Se trata a fin de cuentas de cederle el poder al paciente para que éste se convierta en un elemento activo en el seguimiento y tratamiento de su enfermedad, lo que la Universidad de Stanford ha bautizado como el paciente experto, consciente de la importancia que puede desempeñar él mismo en el cuidado de su salud y sus hábitos (una cuidada alimentación, ejercicio físico, horas de sueño…).

El médico deja de ser el único que decide para que seamos nosotros mismos los responsables de nuestra calidad de vida, y es en ese proceso de consciencia y cuidados en el que las apps están siendo elementos clave, ayudándonos de forma dinámica y aportándonos información de calidad.

A día de hoy todos conocemos a personas, en caso de que nos las utilicemos nosotros mismos, que se valen de aplicaciones móviles para controlar su actividad física, su dieta o el número de cigarrillos consumidos. A cambio de nuestro esfuerzo por encaminarnos hacía lo saludable, dichas aplicaciones nos premian con niveles y puntos, cuya función es precisamente la de motivarnos e implicarnos en el cambio.

 

Cambiando la sanidad

El usuario no está sólo en esta nueva hoja de ruta. Hospitales, farmacéuticas y Compañías Aseguradoras han visto en las nuevas tecnologías y los dispositivos móviles sus mejores aliados a la hora de optimizar recursos y mejorar servicios. De ahí que ya haya quién sabe lo que es recibir en el móvil los resultados de una analítica o que su farmacia le comunique por mensajería WhatsApp cuándo han llegado las medicinas que había solicitado.

Además, cada vez hay más profesionales sanitarios que utilizan los smartphones y las tablets como herramienta de trabajo. Entre sus múltiples utilidades, las apps también permiten trabajar en gran medida la relación médico-paciente, facilitando la comunicación y el tratamiento de las enfermedades, sobre todo en aquellos casos en los que éstas son de tipo crónico. Hablamos de aplicaciones en las que el paciente puede ir incorporando los síntomas que percibe (como lo son el estado de ánimo, el dolor, la fatiga…) así como determinados niveles (la presión arterial, la glucosa…), permitiendo un fácil seguimiento por parte de su médico.

Otra de las grandes contribuciones de las apps en el sector salud tiene que ver directamente con la mejora en la gestión sanitaria: petición de citas, consultas entre especialistas, el acceso al historial médico…

 

Analizando el nuevo escenario

Precisamente la salud móvil será una de las protagonistas del Mobile World Congress que arranca hoy en Barcelona (días 3 y 4 de marzo) y en el que se han incluido programas específicos relacionados con la salud y el bienestar en general bajo el nombre de Health&Wellness. Se trata de analizar cómo las nuevas tecnologías están transformando por completo el cuidado de la salud y el bienestar.

Esa transformación es más que obvia. Estamos en un momento en el que nuestro propio teléfono o tableta pueden hacer electrocardiogramas y medir el azúcar en sangre, la saturación de oxígeno, la capacidad de los pulmones… lo que nos lleva a pensar en lo poco que falta para que se instale un nuevo método de atención sanitaria.

Según el último estudio del IMS Institute for Healthcare Informatics, ya son más de 40.000 las apps de salud y medicina que se pueden descargar desde la tienda de Apple, 97.000 sumando todas las tiendas de aplicaciones móviles.

Estas cifras que convierten a las aplicaciones de salud en la tercera categoría con mayor crecimiento después de juegos y utilidades. Una posición con la que no tendrá que conformarse puesto que se calcula que su presencia crezca nada más y nada menos que en un 23% en los próximos cinco años.

 

Últimamente no hay al menos un día a la semana en el que no pongamos algunos ejemplos de cómo las nuevas tecnologías están revolucionando el mercado. Ejemplos de ello son el diseño de una carrocería de coches inteligente que permitiría a conductores y Aseguradoras detectar cuándo ésta recibe algún golpe o daño, o bien nuevas aplicaciones móviles que están siendo diseñadas para convertirse en el futuro carné de conducir digital o en cómodos sistemas online para el pago de la gasolina. Nuevas tendencias de las que seguiremos muy pendientes en nuestro Blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario