Cláusulas ilegales en contratos de alquiler que pueden engañarte (Parte I)

El 20% de la población vive hoy en día de alquiler. Por ello, en El Blog de Peris queremos contarte qué 9 cláusulas ilegales en contratos de alquiler debes conocer para que no te engañen.

Según los últimos datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), aunque las cifras de alquiler en nuestro país distan mucho de los países europeos, la tendencia ha cambiado en los últimos años y la crisis y la movilidad laboral hacen que la gente se incline cada vez más por el alquiler.

9 cláusulas ilegales en contratos de alquiler que pueden engañarte

Todos los contratos deben contener siempre una información básica: La identidad de los contratantes (nombre, apellidos y DNI). Debe aparecer quién es el arrendador, quien cede el uso de la vivienda, y quién es el arrendatario, el que adquiere el uso de la vivienda.

Por otro lado, como es lógico, también debe identificarse la vivienda (ubicación, calle, número,…), duración pactada, fianza,…Puedes consultar la legislación completa aquí.

Exigir al inquilino un año de permanencia en la vivienda

La reforma de la LAU establece desde su entrada en vigor en el año 2013, que el arrendatario tiene derecho a dar por terminado el contrato una vez transcurridos los seis primeros meses a la firma del documento.

La penalización por este cese se establece en la misma ley, pero debe aparecer en el contrato d manera expresa. Si no se cumple este requisito, el arrendador no tendrá derecho a ninguna indemnización.

¿Se puede impedir al inquilino prorrogar el contrato de alquiler?

Según la LAU: “La duración del arrendamiento será libremente pactada por las partes. Si esta fuera inferior a tres años, llegado el día del vencimiento del contrato, este se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que el arrendamiento alcance una duración mínima de tres años, salvo que el arrendatario manifieste al arrendador, con 30 días de antelación como mínimo a la fecha de terminación del contrato o de cualquiera de las prórrogas, su voluntad de no renovarlo”.

Sólo hay una excepción a esta prórroga obligatoria, cuando el casero comunica a su inquilino que necesita la vivienda.

¿Puede el casero acceder a la vivienda alquilada siempre que quiera?

La Constitución española reconoce la inviolabilidad del domicilio en su artículo 18 y expone que solo se podrá acceder a una vivienda en caso de tener el consentimiento del titular del contrato o con una orden judicial. Concretamente, el artículo 18.2 de la Constitución española señala:

“El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito”.

¿Y si el casero no quiere devolver la fianza?

La fianza debe ser restituida al inquilino justo al final del contrato del alquiler, siempre y cuando no haya desperfectos o impagos. El casero no puede retenerla sin causa que lo justifique, como pueda ser la limpieza o la pintura del inmueble, puesto que dichos desperfectos se deben al normal uso por parte del arrendatario.

Desde El Blog de Peris Correduría de Seguros te aconsejamos que para evitar problemas, lo mejor que puedes hacer es que las partes hagan una puesta en común en la vivienda para su revisión, y se firme un documento si e primero se encuentra satisfecho.

De encontrar daños en la vivienda que merezcan su reparación, deben ser reseñados y enumerados en el documento que se firme.

Obligar al inquilino a responsabilizarse y hacerse cargo de todas las reparaciones 

El inquilino debe hacerse cargo de las averías causadas por un mal uso y mantenimiento de la vivienda, mientras que el propietario tiene que responsabilizarse de los arreglos necesarios para que la vivienda se mantenga en buenas condiciones, provocadas por el paso del tiempo.

El arrendador está obligado a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo cuando el deterioro de cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario a tenor de lo dispuesto en los artículos 1.563 y 1.564 del Código Civil.

La obligación de reparación tiene su límite en la destrucción de la vivienda por causa no imputable al arrendador. A este efecto, se estará a lo dispuesto en el artículo 28.

 

#SabíasQue…

Si la obra durase más de veinte días, habrá de disminuirse la renta en proporción a la parte de la vivienda de la que el arrendatario se vea privado.

 

Si te ha gustado este artículo sobre “Cláusulas ilegales en contratos de alquiler que pueden engañarte (Parte I)”, quizá también quieras echar un vistazo a: “El mejor Seguro de Hogar y el Seguro de Inquilino”“Cómo contratar el mejor seguro de hogar online en Peris”“¿Qué debes tener en cuenta para contratar el mejor seguro de hogar?”“¿Cómo conseguir el mejor Seguro de Hogar?”… y mucho más en El Blog de Peris Correduría de Seguros.

peris correduria de seguros online

Con Peris, todos ganamos.

Somos la Mejor Correduría Online de 2015, aseguramos lo que de verdad importa.

¿Acaso te mereces menos?

Llámanos al 902 102 036

y hablamos.

Para cualquier pregunta sobre seguros no dudes en dejarnos tu comentario o preguntarnos en nuestras Redes Sociales. En Peris te esperamos en TwitterPinterest y Facebook.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario